Pierde El Miedo A Vender - Bombombom

Pierde El Miedo A Vender

Vender, para algunos puede ser una tarea fácil, pero para la gran mayoría no lo es.

Para quienes tienen ciertas habilidades naturales puede ser sencillo.  Más no todos tienen eso a su favor.

¿Alguna vez le has dado mil vueltas a lo que vas a decir en el teléfono, te han sudado las manos, has sentido un pánico terrible antes de visitar a un cliente o incluso te has regresado de la puerta porque te falta valor?

A mi también me ha pasado, y muchas veces.

La buena noticia, es que vender es una habilidad que se aprende.  Se puede desarrollar y por tanto todos podemos convertirnos en vendedores efectivos.

Estar frente a un cliente o un prospecto puede producir nervios, estrés y hasta pánico en algunos casos.

Así que hoy te comparto algunos consejos prácticos para vencer esos temores y obtener la victoria de abordar al cliente exitosamente y lograr la venta.

CÓMO VENCER EL MIEDO A VENDER

El cliente también es una persona

Debo confesar que este maravilloso principio lo aprendí de mi esposa.  Ella es psicóloga clínica y siempre dice que las personas “son personas“.   Al igual que nosotros.   

Eso significa que también tienen temores, sueños, preocupaciones y mil cosas en que pensar.

Así que un primer principio para relajarse al momento de la venta es recordar que el cliente o el prospecto es una persona de carne y hueso como tú. 

No tienen ninguna condición especial ni mayor ni menor que tu persona y por tanto lo peor que podría pasar es que no estuvieran interesados en tus productos, lo cual no cambia nada, porque no es algo personal.   

Salvo en casos especiales, el cliente jamás te rechaza como persona.  Simplemente puede que tu producto o servicio no lo necesita y por ello no demuestra mayor interés.  

Y aún eso, es completamente natural.  Nosotros mismos hemos dicho NO a muchas ofertas por el hecho de que no sentimos interés o atracción.

No te rechazan a ti

Recalco, cuando el cliente dice “no gracias” o “no estoy interesado” esta simplemente haciéndote saber que tu producto no le soluciona, o no lo requiere en este momento, pero NO te esta rechazando. 

Debes aprender a desligarte de manera personal. No dejes que tu mente te traicione.  

Finalmente si el cliente no está interesado, no es una tragedia y no tienes porqué sentirte afectado, derrotado o frustrado.

Enfócate en mejorar tu propuesta, no en juzgar a la persona.

No te ocupes tanto en la parte de la venta sino ocúpate en conocer a un nuevo prospecto. 

Haz un amigo y trata de escuchar sus necesidades y seguro encontrarás sin afanarte una puerta para ofrecer tus servicios o productos. 

Muchos vendedores exitosos lejos de tener una presentación de ventas muy elaborada, simplemente son genuinos y sencillos y permiten que el cliente mismo manifieste su interés en los productos. 

Recuerda, un secreto del marketing es: “mantenlo simple“.

Vende a la persona adecuada

Me gusta mucho usar este ejemplo: si vendieras balones de fútbol, los ofrecerías en una academia de ballet?  Seguramente que no.  

La razón es que tu mercado objetivo no está allí. 

Esto ilustra perfectamente que para vender con efectividad es importante buscar perfiles de clientes correctos.  

Mucha de la frustración que experimentamos al obtener repetidamente negativas de compra es porque estamos en el mercado incorrecto.

Es por ello que parte de la inteligencia de la venta es entender bien a quién quieres vender y buscar esos nichos de mercado para obtener mayor atención, interés y resultados.

Usa técnicas de relajación

En una actividad como la venta, donde tienes contacto con personas y donde manejas una sesión de negociación puede ser complicado.  

Mantener la atención por varios minutos genera estrés y cansancio.

De ahí que es importante saber manejar estas emociones que producen reacciones físicas en tu cuerpo para poder sobrellevarlo mejor.

Por eso, siempre es recomendable recordar los principios básicos de relajación:

  • Hacer un poco de ejercicio (constante)
  • Hidratarte
  • Respirar y exhalar durante varios minutos siempre antes de una sesión con un cliente
  • Procura dormir suficiente tiempo
  • Procura realizar actividades de distracción sana

Solamente hazlo

Finalmente, cuando sientas inseguridad, temor o deseos de dar la vuelta y salir corriendo recuerda el famoso slogan “¡solamente hazlo!“. 

Si dejas que tu cerebro comience a buscar excusas para no hacerlo, seguramente las encontrará y por montones.

No le des tiempo ni espacio para ello, cuando sientes que comienzas a argumentarte a ti mismo, calla esa voz interior y ¡simplemente hazlo!

Finalmente recuerda que el éxito en los negocios al igual que en la vida no consiste en una carrera de velocidad, sino de resistencia. 

Cuando intentes vender una vez y otra vez hasta que te sientas cómodo con la experiencia, entonces sabrás que haz crecido como persona y como vendedor.

Ah y recuerda: disfruta el proceso de aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Chat de ventas